LA EDUCACIÓN DEL GATO II

DSC01361

El mes pasado acabamos la Newsletter con la pregunta: ¿Cómo consigo que mi gato se comporte de una forma adecuada en casa si está diseñado para seguir sus propias reglas? Pues muy fácil: con amor, mucho amor. Te podré un ejemplo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el gato es un animal solitario pero él vive con nosotros y eso quiere decir que nos quiere. Sí, tu gato te quiere, y mucho, y por ello, todo lo que tienes que hacer debe ir encauzado en aumentar este amor y no degradarlo.

Leerás en muchos libros que si tu gato se comporta de una forma inadecuada (recuerda inadecuada para ti no para él, para él todo lo que hace está bien) debes coger un spray con agua y echarse un chorrito encima. ESTO JAMÁS. El gato, como bien te quedó claro en el artículo anterior, no encaja bien las ordenes y mucho menos las correcciones. Si no está diseñado para recibir ordenes ¿Cómo va a estar preparado para correcciones? Es imposible. Con estas “maravillosas” tácticas lo único que conseguirás será estresar al animal y será mucho peor el remedio que la enfermedad. Así que ¿Qué debemos hacer? Lo primero; eliminar cualquier castigo o corrección de nuestra relación.

Un ejemplo muy típico:

Imagínate que tu gato araña el sofá y a ti no te gusta:

  • Lo primero que tienes que hacer es darte cuenta de que tu gato es un felino y estos tienen la costumbre de dejar su marca olorosa arañando objetos. Es algo intrínseco en ellos y no puedes eliminar esta actividad que está dentro de su naturaleza. ¿Entonces?
  • Pues lo principal es darte cuenta de que el gato es más importante que el sofá. Así de simple. Antes de meter un animal en casa hay que conocer su naturaleza y hay que tener en cuenta que nuestra casas sufrirá modificaciones. Esto es así y luchar contra ello es una batalla contracorriente que no nos llevará a nada. ¿Qué hago para que no arañe el sofá?
    • para empezar comprar un rascador enorme que le encante a tu gato para que prefiera ir al rascador en vez de al sofá.
    • Incentivar el juego en este nuevo rascador para que tu gato lo vaya rascando y su olor se quede impregnado en el rascador y así vaya cada vez con más frecuencia a él.
    • También puedes poner cascara de naranja (la odian) en el sofá y evitar así que quiera acercarse.
    • O también, si quieres que no tenga acceso a algún objeto valioso, puedes ponerlo en una habitación donde el gato no tenga acceso. Y con esto no quiero decir que encierres al gato en una habitación, sino al contrario, que encierres el objeto.

Los gatos son animales territoriales que suelen tener territorios bastante más amplios que pisos de 60 metros, si te dedicas a encerrar al gato en la cocina para tener el piso reluciente, te anunció que vas a tener un animal con un nivel de estrés bastante alto y tendrás problemas futuros de relación con él. Asúmelo, si convives con un animal, tu casa no estará perfecta, pero la salud mental de tu gato está muy por encima de cualquier objeto inanimado.

En resumen ¿qué hacer para que tu gato se comporte ante ciertas situaciones? Pues tener claro que con las correcciones nunca se llega a nada y buscar siempre una alternativa mejor para convencer al animal de que puede hacer lo mismo en otro lugar.  Si esto no ha dado resultado (mis gatos siguen prefiriendo el sofá que su enorme rascador) solo queda asumir que en realidad el sofá es un ser inanimado y tu gato es un compañero de vida sin el cual tu vida sería mucho más gris.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.