Mi Mejor Amigo no se Entera. ¿Estás Seguro?

perro sofa

A pesar de lo que hayas podido escuchar hasta ahora, tu perro o gato sabe mucho más de lo que crees que sabe. Si la sociedad te ha llevado a pensar que tu mejor amigo solo entiende órdenes cortas y no le da para mucho más, créeme cuando te digo que puedes eliminar esa tontería de tu cabeza. ¿Cuantas veces habrás escuchado que no debes hablar al perro por que este no te entiende? Déjame decirte que nada más lejos de la realidad (¡Ah! y por experiencia propia te aseguro que sienta genial compartir los problemas del día con tu mejor amigo, que nadie te quite ese placer). Tu perro o gato entiende todo lo que dices y, lo que es PEOR, comprende mucho mejor lo que tienes en lo más profundo de tu corazón.

¿Y cómo puede ser que mi mejor amigo lea en mi interior? En realidad, lo que ocurre es que tu perro o gato está conectado con una red de información que nos une a todos* (todos los seres vivos estamos conectados a esta red; incluso nosotros). Ellos se manejan a la perfección en esta red (a nosotros nos falta práctica), lo que quiere decir que no puedes engañar a tu perro hagas lo que hagas.

Si te empeñas en mostrarte alegre cuando no lo estás o pasas una mala época y tratas mal a los demás aún siendo una bellísima persona, tu animal lo sabe. No intentes engañarlo, estarás perdiendo el tiempo. En esos malos momentos, tu mejor amigo intentará hacer todo lo posible para que tú vuelvas al estado natural al que perteneces. El amor que te profesa es tan grande que le llevará a hacer todo lo que está en su mano para que tú puedas restablecer el equilibrio.

En realidad, como ya adelanté en la Newsletter de la semana pasada, esta es la razón por la que muchas veces las enfermedades que nos afectan también aparecen en nuestro perro o gato. Las consultas de terapeutas animales están llenas de gente que acude porque “curiosamente” el animal tiene la misma enfermedad que ellos. Eso, simplemente significa que tu perro o gato te está ayudando a llevar la mochila que llevas sobre los hombros y que en ese proceso él también cae enfermo. Por todo ello, la sanación de nuestro mejor amigo muchas veces pasa por la nuestra propia.

Muchos terapeutas lo llaman la ley del espejo. A veces nuestros mejores amigos deciden mostrarnos lo que está ocurriendo dentro de nosotros y nos lo muestran tal cual. Por ejemplo, ¿Has tenido un mal día y, al llegar a casa, tu mejor amigo se ha comido medio sofá? ¿Crees que es casualidad? Ten en cuenta que tienes un maestro en casa. Observándole puedes comprender muchas cosas que te están ocurriendo y no quieres ver.

El mundo está lleno de magia y tu mejor amigo lo sabe. 

*Los expertos lo llaman redes mórficas y es la base sobre la que se sostienen las constelaciones familiares. También puedes oír hablar de ello como conciencia universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.